EDITORIAL DEL GEIIC Imprimir

 ultima_prueba_logo_geiic_sep_09.jpg

 

En defensa del patrimonio subacuático: 

galen_san_jos.jpgLa noticia del  descubrimiento del galeón San José, nuevamente con una empresa americana de cazatesoros por medio, está ocupando y va a seguir ocupando la atención  de los medios,  a los que parece interesarles más el levantamiento de la fibra patria que conlleva la  aclaración de la  titularidad jurídica de  estas “riquezas” que otras cuestiones asociadas.

"Es el tesoro más valioso que se ha encontrado en la historia de la humanidad", declaró el presidente Juan Manuel Santos al anunciar el hallazgo del galeón español San Jose en aguas territoriales colombianas. La frase del mandatario colombiano expone, sin tapujos, el gran problema que existe con una buena parte del patrimonio sumergido, que viene de la mano del concepto de “tesoro”, ese tan arraigado en el imaginario popular y ligado a las aventuras marinas plagadas de piratas: fastuosas cantidades de oro y plata y cofres llenos de valiosas joyas, en definitiva un botín económico en toda regla y que, como tal, se puede rentabilizar rápida y fácilmente.

Pero más allá de estas cuestiones, aún hay quien intenta transmitir lo verdaderamente importante: la riqueza cultural asociada a estos restos, siendo precisamente este valor cultural el que puede ser rentable a largo plazo, generando una dinámica totalmente sostenible y derivada su propio interés; es decir, en la historia que hay detrás del hecho puntual y nada anecdótico del hundimiento de un buque, que marca una época convulsa de sufrimiento, rapiña e intereses crematísticos.  Está visto que necesitamos de la historia y de la cultura, así como del patrimonio que sustenta este conocimiento y sus valores asociados, ya que nos cuesta aprender del pasado…

Tras el último “tesoro” cultural descubierto bajo las aguas destacamos las opiniones que se recogen en la prensa española y en la colombiana:

El galeón 'San José' tiene un potencial inmenso de diálogo intercultural y puede ser un vector de desarrollo y turismo
Es preciso poner término a esta hemorragia cultural en el fondo del océano. Y ello empieza por cambiar las mentalidades sobre la naturaleza de este patrimonio: no, los galeones que yacen en el fondo de los mares, vengan de España o de donde vengan, no son "tesoros" (…) son testigos

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/12/16/actualidad/1450283754_082294.html

http://www.abc.es/cultura/abci-lassalle-espana-no-permitira-comercialicen-bienes-procedentes-galeon-san-jose-201512170314_noticia.html


"Patrimonio cultural sumergido es de la Nación": Procuraduría sobre hallazgo del Galeón San José

http://www.noticiascaracol.com/colombia/hallazgo-del-galeon-san-jose-un-tesoro-rodeado-de-pleitos

http://www.elheraldo.co/nacional/patrimonio-cultural-sumergido-es-de-la-nacion-procuraduria-sobre-hallazgo-del-galeon-san

http://www.elcolombiano.com/galeon-san-jose-patrimonio-pertenece-a-la-nacion-XN3294198


Y como contraste y para validar la importancia del patrimonio sumergido, os invitamos a leer esta otra noticia en la que la UNESCO, a través del patrocinio, pone en valor la reconstrucción de la nao San Juan, un ballenero guipuzcoano hundido en la costa canadiense en el XVI y que no despertó el interés desmesurado de los medios ya que sus “tesoros” no son de  oro y plata…

http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2015/12/17/ocio-y-cultura/la-unesco-avala-el-proyecto-de-la-nao-san-juan

<<   >>

REVISTA GE-Conservación
dd
revistan2log.jpg
Avisos